Este postre es casi el cielo en forma de pastel. Imagínese esto: relleno cremoso de anacardo, espresso rico, caramelo salado y chocolate oscuro y decadente, todo sobre una base crujiente de nuez. Ñam! Guarde esta receta para una ocasión especial porque este pastel no solo es delicioso, ¡es hermoso!



Pastel de Espresso de Caramelo Salado (Vegano, Sin Gluten)

  • Libre de lácteos
  • Recetas sin granos
  • Soy Free
  • Vegano

Ingredientes

  • 2 tazas de anacardos, remojados durante la noche o hervidos durante 15 minutos
  • 3 1/2 cucharadas de espresso
  • 1 lata de 13.66 onzas de leche de coco
  • 11 dátiles Medjool, sin hueso
  • 1 taza de nueces
  • 1/2 taza de coco desecado
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de agua
  • 1/4 taza de jarabe de arce
  • 2 cucharadas colmadas de cacao
  • 1/2 cucharadita de bourbon vainilla en polvo o esencia de vainilla (opcional)
  • Avellanas tostadas, para cubrir
  • Chocolate negro vegano, para cubrir




Preparación

Para preparar los ingredientes:

  1. Primero, prepare sus anacardos remojándolos durante la noche o hirviéndolos en agua durante 15 minutos.
  2. Mientras se preparan los anacardos, prepare su espresso.

Para hacer el caramelo:

  1. Mientras se prepara su café exprés, prepare el caramelo. Vierta un poco más de 1/4 de la leche de coco en una cacerola y colóquela a fuego alto. Pica finamente 3 de las dátiles Medjool y agrégalas a la leche de coco. Una vez hirviendo, baja a fuego lento y bate con frecuencia hasta que las fechas se disuelvan y el caramelo se haya espesado. Agregue 1/4 de cucharadita de sal y reserve.

Para hacer la base:

  1. Luego, haz la base. Coloque las fechas restantes, nueces, coco y sal en un procesador de alimentos y pulse hasta que todo comience a romperse en pedazos más pequeños. Agregue una cucharada de agua y continúe pulsando hasta que todo comience a pegarse. Si sus fechas son un poco secas, es posible que necesite un poco más de agua. Saque la base en una lata de pastel de 7 pulgadas con forma de resorte, use los dedos para extender y presione, y luego alise con el dorso de una cucharada mojada.

Para hacer la capa de espresso:

  1. Drene y enjuague sus anacardos. Deberías tener alrededor de 3 tazas ahora.
  2. Para hacer la capa de espresso, coloque 1 taza de anacardos remojados, el espresso, un escaso 1/4 de taza de leche de coco y la mitad del jarabe de arce en una licuadora y mezcle hasta que quede suave. Gusto.
  3. Ahora vierta esto en el molde para pasteles con una espátula de goma y colóquelo en el congelador de inmediato.
  4. Puede hacer las otras dos capas ahora, pero si desea capas limpias y fuertes, debe dejar que cada capa se congele antes de verter la siguiente capa. Si no puede o no quiere esperar, simplemente agregue las capas a la lata mientras las hace. Todavía tendrá un sabor delicioso, puede que estén un poco veteados.

Para hacer la capa de chocolate:

  1. Mezcle otra taza de anacardos remojados con un poco más de leche de coco, el resto del jarabe de arce y el cacao. Vierte esto en un tazón y reserva. Después de 2-4 horas, la capa de espresso se endurecerá lo suficiente como para que pueda verterla en la lata.

Para hacer la capa de caramelo salado:

  1. Mezcle los anacardos restantes (puede ser un poco menos de una taza, esto está bien) con el caramelo que preparó antes y la vainilla si está usando. Es posible que deba agregar un poco más de leche de coco para obtener la consistencia correcta. Depende del grosor de su caramelo. Vierte esto en un tazón y déjalo a un lado hasta que la capa de chocolate se haya endurecido lo suficiente como para que puedas verter esta encima.
  2. Permita que todo el pastel se asiente durante la noche o durante al menos 8 horas.

Servir:

  1. Retire el pastel del congelador y deje correr agua a temperatura ambiente alrededor del exterior del molde para pastel. Deje reposar durante 10 minutos mientras derrite su chocolate. Usa un cuchillo pequeño y afilado para correr alrededor del borde de la lata y ayuda a que el pastel se suelte. Retire la forma de resorte del pastel y luego use una espátula de metal para transferir suavemente el pastel de la base de estaño a un plato.
  2. Decora el pastel rociándolo con chocolate, cubriendo con avellanas y luego rociándolo con más chocolate. Colocar nuevamente en el congelador. Descongelar por 10 minutos antes de servir.