¡La suave calabaza asada, las cebollas picantes y las hierbas frescas hacen que esta ensalada sea ligera y sabrosa! ¡Esta receta se conserva bien en el refrigerador, lo que significa que es el complemento perfecto para los almuerzos de trabajo entre semana!



Ensalada de limón, calabaza y quinua (vegana)

  • Libre de lácteos
  • Vegano
hamburguesas de hongos shiitake

Calorías

1448

Ingredientes

  • 1/2 calabaza grande, cortada en cubitos pequeños
  • 1/4 taza de cebolla blanca, cortada en cubitos
  • 1 diente de ajo, picado
  • 1/2 chalote, cortado en cubitos
  • 1/3 cucharadita de salvia fresca, finamente picada
  • 1/3 cucharadita de tomillo fresco
  • 1 1/2 tazas de quinua
  • 3 tazas de caldo de verduras
  • Jugo de 1 limón pequeño (aproximadamente 3-4 cucharadas)
  • Sal y pimienta para probar
  • 3 tazas de espinacas frescas
  • 1/3 taza de arándanos secos sin azúcar




Preparación

  1. Precaliente el horno a 350 ° F.
  2. Coloque la calabaza en una bandeja para hornear forrada con pergamino y ase por 40 minutos, o hasta que esté suave.
  3. Mientras se está asando la calabaza, en una olla mediana cocina las cebollas, el ajo y la chalota con agua o caldo de verduras hasta que estén suaves y translúcidos.
  4. Enjuague la quinua en un tamiz fino hasta que el agua salga limpia. Escurrir, transferir a la olla con los ingredientes restantes hasta el caldo de verduras
  5. Lleve a ebullición a fuego medio, luego cubra y reduzca el fuego a fuego lento hasta que se absorba el agua, unos 15-20 minutos.
  6. Retire del fuego durante 5 minutos, cubra, luego destape y esponje con un tenedor.
  7. Agregue las espinacas, la calabaza, los arándanos, el jugo de limón, la sal y la pimienta, y revuelva hasta que se combinen. Ajuste los condimentos al gusto según sea necesario.

Información nutricional

Calorías totales: 1,488 # Carbohidratos totales: 286 g # Grasas totales: 15 g # Proteínas totales: 52 g # Sodio total: 1,060 mg # Azúcar total: 49 g Nota: La información que se muestra se basa en los ingredientes y la preparación disponibles. No debe considerarse un sustituto del consejo de un nutricionista profesional.