Digamos que las galletas Graham están en orden. Pasé la última semana de mi vida en mi retiro de primer año remando río abajo. En canoas Lanzamiento de carpas. Sin una sola pantalla LED a la vista. Ser comido por insectos y mutilado por árboles espinosos. Buenos tiempos. La primera noche, honestamente pensé que iba a morir. Revisé mi bolso al menos dos veces buscando el iPhone que no traje para poder revisar mi correo electrónico. Sin publicación Sin responder a comentarios o correos electrónicos (¡lo que me encanta hacer!). Sin comunicacion. No hay salida. Así que aquí estoy, al borde de un colapso emocional a gran escala cuando mi maravilloso compañero de tienda me dice que es hora de levantarme y conocer a mi grupo. Y luego me eché a llorar. ¡Debo haberle asustado a los beejezus! Ella comenzó a disculparse profusamente cuando le dije que probablemente solo estaba siendo hormonal. (Y privado electrónicamente, pero el primero suena significativamente menos patético). Pero, por supuesto, a medida que avanzaba el retiro y continuaba pasando tiempo con mis increíbles amigos y conocía a las personas encantadoras que son mis compañeros de clase, me sentí mucho mejor. . Ah, y los smores de la última noche no dolieron. No como malvaviscos porque toda la cosa de 'gelatina no es vegetariana', así que tuve suerte cuando uno de mis queridos amigos que es kosher trajo malvaviscos veganos y me permitió hacer mis dulces con uno. (Lo sé. Ella es genial.) Dijo que una maravillosa compañera de tienda y yo cantábamos una interpretación armónica de Lean On Me en un breve espectáculo de talentos en una fogata. Después de la última nota, se hizo el silencio. Nos miramos con orgullo pero con una agonizante anticipación. Y luego la gente aplaudió. Mucho. Fue maravilloso Entonces esta receta está inspirada en mi retiro. Obviamente no podía cargar con galletas de harina de garbanzos (aunque admito descaradamente que realmente quería), podía prepararlas tan pronto como llegara a casa. Y no podría haber sido más feliz. ¡Ahora puedo recordar mi experiencia en la fogata con mis compañeros de clase mientras comía estas fantásticas galletas Graham que resultan ser veganas, sin gluten, sin granos, sin azúcar, bajas en carbohidratos, bajas en grasas y solo 8 calorías cada una! Enciende el fuego. ¡Comencemos la fiesta de esta fiesta!



Galletas Graham (veganas, sin gluten)

Sirve

30 galletas

Ingredientes

  • 1/2 taza de harina de garbanzos
  • 1 cucharada de puré de manzana
  • 1/8 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de stevia líquida (siéntase libre de usar más o menos, dependiendo de qué tan dulce le gusten las cosas)
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/3 taza de leche de almendras
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de melaza

Preparación

  1. Precaliente el horno a 375F. Forre una bandeja para hornear galletas con papel pergamino o una estera de silicona y reserve.
  2. En un tazón grande, combine la harina de garbanzos, puré de manzana, sal, stevia, extracto de vainilla y canela. Agregue la leche de almendras y bata hasta que esté completamente suave. Créeme, no quieres que grupos de harina de garbanzos cuelguen en tus galletas.
  3. Vierta la masa sobre la bandeja para hornear forrada y extiéndala uniformemente hasta el borde de la bandeja. Hornee en el horno a 375F por 22-27 minutos, o hasta que los bordes estén dorados y el centro esté comenzando a agrietarse.
  4. Retire el papel de pergamino o la estera de silicona de la hoja (¡no se queme!) Y corte las galletas en cuadrados. (Obtuve alrededor de 30 galletas saladas de esta receta). No coma todos los cuadrados durante este paso. Vuelva a meterlos en el horno durante 2-4 minutos, revolviendo a la mitad. Deje que las galletas se enfríen por completo para que puedan crujir (¡nadie quiere galletas graham empapadas!).

Información nutricional

Galletas Graham tradicionales Tamaño de la porción: 1 galleta Calorías: 30 Grasas: 0,71 gramos frente a las galletas Graham más saludables del mundo Tamaño de la porción: 1 galleta Calorías: ~ 8 Grasas: ~ 0,2 gramos Nota: La información que se muestra se basa en los ingredientes y la preparación disponibles. No debe considerarse un sustituto del consejo de un nutricionista profesional.