Lichis dulces mezclados con menta fresca y kombucha chispeante, ¡qué lujo refrescante! El lichi es una fruta de verano única que está llena de antioxidantes, vitamina C, vitamina B y ácido fólico. Además, la kombucha es increíble para la salud intestinal y para mejorar la digestión.
Estas pepitas dulces y reconfortantes son un plato básico, no solo porque son súper fáciles de hacer, sino también porque son altamente personalizables e incluso se pueden convertir en una hamburguesa de tamaño completo si el estado de ánimo lo golpea.
¡Esta leche de avena casera es cremosa, sabrosa y barata de hacer! ¡Pruébalo la próxima vez que te quedes sin tu leche de avena favorita comprada en la tienda!